WaywardPines

 

Wayward Pines. El paraíso de Blake Crouch (Destino) es la novela que ha inspirado la serie del mismo nombre estrenada por Fox en mayo, protagonizada por Matt Dillon y dirigida por Mike Night Shyamalan (El sexto sentido, El protegido, Señales, El bosque). El agente federal Ethan Burke se despierta en la población de Wayward Pines después de haber sufrido un accidente de coche. No sabe dónde está y se encuentra sin documentación, dinero ni teléfono. Poco a poco recuerda su nombre y su misión en Wayward Pines: buscar a dos colegas desaparecidos en extrañas circunstancias. Descubrirá que detrás de la idílica población se esconde algo inquietante e incluso llegará a dudar de su cordura. Y mientras, en el exterior, su esposa Theresa intenta dar con su paradero, ya que se lo considera desaparecido.

Como en todas las historias cuyo único gancho reside en descubrir un enigma final, es realmente difícil escribir una reseña sin revelar más de lo necesario. Algunas incoherencias de la trama no pueden comentarse a los que no han leído la novela, ya que su única baza es la intriga y la sorpresa. Una vez desvelado el final, nada queda del edificio literario que lo sostenía. Mi consejo es que el lector se enfrente a la obra sin más información que la de la contraportada y la expectativa de pasar un rato inquietante y distraído. La intriga arrastra la lectura de una novela escrita con ritmo ágil, paisajes bien definidos y misteriosos, giros argumentales, e intriga y más intriga.

La novela empieza in crescendo presentando diferentes hipótesis de lo que podría estar sucediéndole a Burke. Cada capítulo deja al lector con ganas de continuar hacia un nuevo cambio de rumbo. El ritmo se ralentiza hacia la mitad jugando con la paranoia y el desconcierto en el que está inmerso el protagonista para volver a arrancar con fuerza hacia el descubrimiento final y las dudas éticas que la evidencia de lo que sucede plantean en Burke. Saber la verdad, al fin, no es una liberación sino una carga más pesada de sobrellevar que la mentira misma.

El libro sigue el esquema de otras novelas como La cúpula de Stephen King, El corredor del laberinto de James Dashner (ambas con adaptación televisiva y cinematográfica respectivamente), la archifamosa Lost, la película de Shyamalan El bosque o la genial Shutter Island de Martin Scorsese: el/los protagonistas despiertan o viven en un mundo con unas reglas muy marcadas que no se pueden vulnerar. En algún momento se sienten desconcertados ante la actitud del resto y llegan a dudar de su cordura, o de la de los demás. El enfrentamiento es inevitable. La comunidad es un rebaño de ovejas: nadie puede escapar sin pagar las consecuencias. Fuera del grupo reina lo desconocido y, por lo tanto, el peligro. Y la mayoría de veces, la muerte. Wayward Pines es, pues, una novela previsible pero entretenida.

 

Marta Planes

@martaplanes

 

_______

Wayward Pines. El paraíso / Blake Crouch / Ediciones Destino / 1ª edición, 2015 / Traducción de Aleix Montoto / 400 páginas / ISBN 9788423349548

Anuncios