La-chica-que-cayó-del-cielo

 

¿Puede alguien convertirse en otro de la noche a la mañana? ¿Es posible dejar atrás una vida normal y cotidiana para pasar a ser una persona que arriesga todo por una causa? La historia de La chica que cayó del cielo (Editorial Lumen) muestra que así ocurre en ocasiones cuando estalla un enfrentamiento bélico. Con esta novela, Simon Mawer introduce al lector de lleno en la II Guerra Mundial, creando –como se dice en la contraportada del libro –un homenaje a todas las mujeres discretas que durante los conflictos bélicos trabajaron, y siguen trabajando, sin reclamar medallas.

La chica que cayó del cielo es la historia de una joven a la que instruyen en las técnicas y tácticas bélicas, tales como infiltrarse entre el enemigo, construir una buena tapadera, descubrir un perseguidor, enviar mensajes en morse y cómo saltar en paracaídas en medio de la nada. Una vez preparada, Marian Sutro se lanza desde el cielo en el suroeste de Francia para completar unas misiones en París y ayudar a la resistencia francesa en su lucha contra los nazis. Allí vivirá aventuras que la llevarán a dejar de ser quien era una y otra vez, al tiempo que descubre lo bueno y lo malo de los seres humanos.

Así, con los ojos de Marian, Simon Mawer consigue que el lector se asome a diversos tipos de amor, conozca qué es la valentía y el miedo, viva la lealtad y sufra la traición. Alrededor de este personaje carismático, el autor logra pintar a la perfección el paisaje de la Londres militante con los aliados, la Francia ocupada, el París aterrorizado bajo el yugo de los alemanes. En todo momento la novela respira el ambiente de la II Guerra Mundial consiguiendo atrapar al lector en el contexto.

Teniendo todos estos ingredientes para crear y mantener tensión en el hilo narrativo, se acusa un poco la falta de más dosis de intriga y subir las revoluciones en el ritmo de la historia, aunque es cierto que el ritmo se acelera a partir de la mitad de la novela. A pesar de esto, el lector queda atrapado rápidamente ya que el autor trasmite esa tensión a través de algo más abstracto que la propia historia, exprimiendo los sentimientos y las emociones, haciendo llegar el miedo, la pasión, el coraje o la curiosidad mediante Marian o el propio ambiente.

En La chica que cayó del cielo Mawer despliega un estilo cuidado y ágil para remover al lector, haciéndole retroceder a un periodo oscuro de la humanidad con una historia conmovedora donde la moralidad hace acto de presencia, y poniéndole un punto y final que no se ve venir y que deja flotando una pizca de inquietud y desconcierto.

 

Laura Baeza

@Lau_BaezaA

 

________

La chica que cayó del cielo / Simon Mawer / Editorial Lumen / 1ª edición, 2015 / Traducción de Ana Mata / 416 páginas / ISBN 9788426400390

Anuncios