pruebas2

 

En 2014 Alfaguara reeditó El libro de las pruebas, de John Banville. Existe una edición de Anagrama anterior, del año 2000 e incluso otra en catalán, con una muy buena traducción de Dolors Udina, de 1992, con el título, más fiel al original de El llibre de l’evidència. El prestigio de este autor no para de crecer, todavía más desde que inició un nuevo camino en el género de la novela negra, con el pseudónimo de Benjamín Black.

El libro de las pruebas se considera, en general, una buena introducción a ese autor hoy imprescindible, de esos que hace que lamentes no ser capaz de leer en su lengua original. Sus novelas negras son otra cosa, aunque mantienen un nivel muy alto incluso al margen de la trama, situada en general en la Irlanda de los cincuenta, con ese peso del catolicismo pacato e hipócrita, tan parecido al que sufrimos en nuestro país.

En El libro de las pruebas Banville nos enfrenta con uno de esos extraños personajes suyos, odiosos y atractivos, un hombre casi amoral capaz de cometer un crimen sin ningún motivo, como el protagonista de L’étranger de Camus, con el cual tiene ciertos puntos en común aunque también enormes diferencias. La prosa de Banville puede resultar en ocasiones lenta e incluso irritante pero al mismo tiempo nos atrae porque percibimos en ella esa elaboración artesanal cultivada por los buenos profesionales de la literatura.

Más allá de gustos personales la obra del escritor merece una atención especial ya que nos enfrentamos a una literatura muy de nuestro tiempo, personal y con ese sello que marca un estilo propio conseguido con trabajo y constancia. Escribir sobre ese autor no es sencillo porque se ha escrito mucho sobre él, ha recibido muchos premios, entre los cuales el Príncipe de Asturias y su fama no hace nada más que crecer. Aunque El libro de las pruebas se publicó en el año 1989 nos acerca ya a nuestro presente, a ese siglo XXI sin seguridades ni dogmas a través de un personaje que a pesar de su falta de empatía parece en ocasiones humanizarse de forma transitoria incluso a su pesar.

No es un libro fácil y quizás en un mundo acelerado esa prolijidad de su prosa pueda presentar cierto grado de dificultad en una época que ha fomentado la lectura-consumo. Y sin embargo, el esfuerzo vale la pena y nos reconcilia con la literatura de peso, sin concesiones excesivas al mercado cultural.

 

Júlia Costa

@liujatasco

 

___________

El libro de las pruebas / John Banville / Editorial Alfaguara / 1ª edición, 2014 / Traducción de Horacio González Trejo / 240 páginas / ISBN 9788420418346

Anuncios