murado22

 

Miguel-Anxo Murado (Lugo, 1965), periodista e historiador, además de guionista, es autor de diferentes ensayos y de obras de narrativa y poesía en gallego y castellano. Sin embargo es muy posible que hoy sea más conocido por este libro no muy extenso, ameno e instructivo que incide en el tema de la verdad histórica. Las tesis de Murado le han valido al autor comentarios viscerales diversos en las redes sociales aunque también el reconocimiento hacia el acto de valentía que supone entrar a fondo en determinados mitos históricos que parecen intocables y, de forma global, en la historia como un conocimiento improbable y relativo.

Murado analiza en el libro distintos episodios de la historia de España y eso puede hacernos creer que es en esa historia concreta donde se ha construido un discurso lleno de falsedades o medias verdades, pero en este caso los episodios y personajes elegidos por el autor son sólo un ejemplo próximo para ilustrar su tesis.  El tema de fondo es la posible realidad de lo sucedido en el pasado, realidad a la cual nos es imposible acceder de forma objetiva o sin querer adaptarla a nuestro presente, a nuestra ideología o a un imaginario colectivo que parece intocable.

La historia de cualquier pueblo o nación está llena de mitos recurrentes. Hace ya unos cuantos años, con motivo del segundo centenario de la Revolución Francesa, se intentó en el país vecino hacer una lectura algo objetiva de aquellos sucesos pero todo quedó en nada puesto que el intento tuvo muy mala acogida. Si ya es difícil conocer a fondo sucesos que han acaecido hace pocos años y sobre los cuales tenemos mucha información, aunque nos encontremos en un contexto de una cierta libertad de acceso a documentos y libros y en un mundo bastante alfabetizado, deberíamos ser conscientes de las lagunas o inventos diversos que pueblan nuestra historia oficial que proviene de tiempos remotos. Por no hablar de la historia de la propia familia, incluso de la nuestra personal, de la cual tendemos a hacer una lectura mejorada, a veces incluso de forma inconsciente. No sólo los estados-nación han precisado de un discurso sobre su pasado para cohesionarse, también los pueblos que reivindican su independencia o su particularidad diferencial elaboran y mantienen su propia mitología, ensalzan a sus héroes y conservan referentes casi sagrados.

El libro de Murado no es una excepción, autores anteriores han intentado reflexionar sobre la mitología histórica y la imposibilidad de conocer lo que sucedió así como en torno a la invención, a veces bastante reciente, de tradiciones que creemos ancestrales. Sin embargo, a pesar de la lógica y de los intentos de establecer una cierta crítica en el estudio histórico e incluso a pesar de que una buena parte del mundo académico conoce a fondo el problema que supone divulgar los hechos históricos con un mínimo rigor,  siguen funcionando los grandes mitos, ligados a menudo a imágenes como cuadros, fotografías o incluso películas. A veces somos capaces de criticar la historia inventada por el vecino pero es muy difícil hacer lo mismo con la propia. También la ideología cuenta, claro.

Sería un error tomar ese texto de Murado como un compendio critico de mitos hispánicos. Es una reflexión sobre el pasado, remoto y reciente, y sobre cómo se manipula, tergiversa o reinventa en el presente. Podría aplicarse a cualquier lugar y a cualquier circunstancia. A veces la historia se reinventa de forma intencionada y otras por motivos ligados a la necesidad de contar con puntos de referencia estables o inalterables que construyan señales de identidad. En algunas ocasiones esos conocimientos provienen de personajes a los cuales les hemos supuesto cierto valor objetivo y profundo, esos que hoy llamamos expertos. En Cataluña celebramos este año el Tricentenario de los hechos de 1714, de todas las charlas y celebraciones a las cuales he acudido muy pocas me han ofrecido una lectura lógica y realista de lo que sucedió, teniendo en cuenta no sólo lo que se cree o se debe creer sino lo poco que podemos saber de todo ello.

El libro de Murado debería servir para hacernos reflexionar y posicionarnos con escepticismo ante lo que nos cuentan o leemos. El autor no nos dice que una cosa fue así o de otra manera sino que evidencia cómo no tenemos elementos para saber cómo fue en realidad ni en qué contexto se produjo ni cómo se valoró en su momento lo sucedido. El libro está muy bien documentado, incluye una importante bibliografía y un gran número de notas relativas a los distintos apartados, las cuales se agradece que aparezcan al final del volumen. En el contexto actual en el cual, además, se toman como realidades incluso las novelas históricas, la llamada al escepticismo y a la aceptación del hecho de que eso que llamamos historia tiene muy poca importancia resulta absolutamente necesario y saludable. Justificar el presente con un hipotético pasado es absurdo pero parece que todavía funciona bastante bien. Aquí y allá.

 

Júlia Costa

 

_________

La invención del pasado: Verdad y ficción en la historia de España / Miguel-Anxo Murado / Editorial Debate / 1ª edición, 2013 / 256 páginas / ISBN 9788483068533

Anuncios