tardi

 

No negaré que Yo, René Tardi. Prisionero de guerra en Stalag IIB me ha resultado una historia repetitiva y lenta, por inadecuado que pueda parecer aplicar estos adjetivos al relato sobre un superviviente del holocausto nazi. El autor, Jacques Tardi, nos cuenta la historia de su padre, René, quien es presentado como un hombre inteligente que intuye la guerra y entra en el ejército francés dispuesto a combatir con sus ideales y un carro de combate el fascismo del Tercer Reich. Tras una pequeña escaramuza, casi al inicio de la contienda, es hecho prisionero y trasladado a un campo de concentración, Stalag IIB.

René es el protagonista y narrador principal. Sus explicaciones de cómo se convirtió en preso o de la manera en que logró sobrevivir al cautiverio no se dirigen al lector sino al personaje de un preadolescente que es el propio autor, Jacques. En este inverosímil viaje padre-hijo en los tiempos y escenarios pasados, la omnipresencia del joven irrita con sus simplificaciones y tonterías. Parece este un personaje creado más para la autosatisfacción del autor que como elemento que aporte ritmo o cohesión a la narración.

Gráficamente, a Tardi le ha sobrado el cómic. Desde un punto de vista estético el lector puede sentirse más o menos atraído por los dibujos pero una servidora no ve que la obra contenga ni una sola viñeta que aporte algo al relato. Es, por tanto, y en este sentido, un texto con dibujos y no tanto un cómic. Es de agradecer, no obstante, un tímido y limitadísimo uso del color que contrarresta el riguroso blanco y negro de cómics de la órbita temática como el clásico Maus que hizo ganar el premio Pulitzer a Art Spiegelman o el documentado, realista y, en definitiva, formidable Auschwitz de Pascal Croci. Aquí Tardi arriesga y gana la partida a la ortodoxia absurda de las dos tintas como sinónimo de seriedad.

En cuanto a la historiografía y en un ejercicio de cruda sinceridad se puede concluir que lo que se cuenta en este libro es cierto pero también que no explica absolutamente nada que no sepamos ya por la infinidad de relatos previos sobre la vida y la muerte en un campo de concentración. No nos detalla como hizo Primo Levi en su obligatoria trilogía de Auschwitz, no nos critica con la fuerza de Irène Némirovsky en Suite francesa y no nos emociona como consiguió Olga Lengyel con Los hornos de Hitler. Y este es el más negro y triste de los colores de Yo, René Tardi, que es incapaz de emocionar.

 

Marta Martínez

________

Yo, René Tardi. Prisionero de guerra en Stalag IIB / Tardi / Norma Editorial / 1ª edición, 2013 / 192 páginas / ISBN 9788467913002

Jo, René Tardi. Presoner de guerra a l’Stalag IIB / Fanbooks / 1ª edición, 2013 / 192 páginas / ISBN 9788415745204

Anuncios