Mujer-sin-hijo

 

Con cuatro libros publicados hasta ahora, Jenn Díaz, una escritora muy joven, se ha mostrado ya como una de las voces más personales de la literatura actual en castellano. Además de explorar caminos argumentales diversos y arriesgados, el estilo de la autora tiene esa extraña magia literaria que se percibe de inmediato pero que cuesta de definir.

En Mujer sin hijo (Jot Down Books) nos encontramos con un mundo en el cual la disminución de la población a causa de una guerra valora (y obliga) a las mujeres, de nuevo, por su capacidad para la reproducción. Tres mujeres de ese mundo distópico cruzan sus destinos a través de la narración, sometidas a esas presiones sociales y políticas que coartan su capacidad de decisión y las obligan a enfrentarse a difíciles decisiones, ante las cuales reaccionaran de forma diferente.

Uno de los puntos débiles de la historia es posiblemente la poca incidencia explicativa en el contexto, en ese mundo que se nos antoja angustioso pero que queda poco definido y del cual llegamos a saber poca cosa más allá de esa presión política. La escritora ha optado por entrar más a fondo en el campo intimista, en el de los sentimientos de los personajes principales y secundarios, que no pueden escapar fácilmente de su situación, incluso con riesgo de su salud y de sus vidas o de la consideración que esa sociedad tenga con ellos, como es el caso de los hombres.

El tema de la maternidad sigue siendo importante en la literatura y la necesidad, real o impuesta, de tener hijos es una constante aunque en el mundo occidental, en apariencia y desde hace relativamente poco tiempo, los métodos anticonceptivos y los cambios en las costumbres y la mentalidad hayan contribuido a liberarnos y dejarnos espacio para otras actividades. Un tema sigue siendo importante en la literatura cuando es importante en la vida real. En la cuestión de la maternidad se hace difícil, como en el del sexo en general, separar lo que es biología de lo que es, ya, cultura, ética o política.

La sociedad, como en el caso del mundo en el cual se mueven las protagonistas de la novela, utiliza el tema según conviene a los poderes vigentes y no es fácil actuar con libertad ante él, aunque las apariencias algo engañosas de la modernidad nos puedan hacer pensar que determinados comportamientos y mentalidades están superados. Es este un libro singular, nos muestra un mundo imaginario sin ser ciencia ficción, roza a fondo la novela psicológica y, en definitiva, nos muestra una voz literaria crítica pero, sobre todo, muy personal e interesante que habrá que seguir con gran atención.

 

Julia Costa

 

_______

Mujer sin hijo / Jenn Díaz / Jot Down Books / 1ª edición, 2013 / 168 páginas / ISBnN9788494093999

Anuncios