Timur Vermes (Nuremberg, 1967) trabaja como periodista y ha escrito varias novelas como ghost writer. Su último libro Ha vuelto / Ha tornat (Seix Barral en castellano y Columna en catalán) es una sátira que plantea lo que ocurriría si de repente Adolf Hitler despertara en un descampado berlinés en el año 2011. El mundo parece haber cambiado, pero sus ideas y su odio no lo han hecho y, aunque al principio muchos creen que es un chiflado imitador, el Führer vuelve a conquistar a una parte de la población, en parte gracias a los discursos trasmitidos en su propio programa de televisión y en su canal de YouTube. ¿Sería posible que en pleno siglo XXI su ideología volviera a tener cabida?

 

timur vermes (2)
El autor ha escrito una sátira que plantea lo que ocurriría si de repente Adolf Hitler despertara en un descampado berlinés en el año 2011 / Foto: J. Milian

 

“En la actualidad, una persona con las mismas características de Hitler podría tener éxito”

 

Patricia Tena. Barcelona

¿Cómo surgió la idea de escribir Ha vuelto?

Ocurrió durante unas vacaciones. Estaba en un pueblecito de Turquía paseando por un mercadillo de segunda mano y vi un libro muy curioso que se titulaba El segundo libro de Hitler. Inmediatamente pensé que si alguien se había atrevido a poner eso, yo podía escribir el tercer libro. Por qué no.

¿Considera que el hecho de haber nacido en Nuremberg le predispone a uno a reflexionar sobre el nazismo?

No considero que esté predispuesto, pero sí es cierto que te da una visión especial.  En mi ciudad hay, por ejemplo, un edificio gigantesco que fue construido por el partido nazi. Está situado al lado de un lago artificial y los turistas, que no conocen su procedencia, lo visitan una tarde de verano con el sol poniéndose y piensan ‘Vaya, que edificio tan bonito’. Curiosamente, cuando después les explicas qué es y quién lo construyó dicen ‘Bueno, realmente no es para tanto. De hecho, incluso diría que es feo’. Ahí tienes dos opiniones sobre un mismo metal. Saber la historia de algo condiciona, inevitablemente, nuestra percepción.

Supongo que ocurre porque es inevitable asociar nazismo con horror.

En Munich también pasa y te puedo asegurar que hay edificios construidos por otra gente que son mucho peores. Lo que sucede es que, como decías,  todo lo relacionado con el nazismo nos parece horroroso y creo que deberíamos tener una perspectiva más fresca.

El humor siempre ha sido un buen mecanismo para superar tragedias. ¿Cuánto tiempo cree que debe pasar para que el hecho de usarlo no se considere ofensivo?

Yo creo que se puede empezar al día siguiente, porque siempre correrás el riesgo de ofender a alguien. Por suerte, este es un país libre y uno puede hacer lo que le venga en gana. Si escribes un libro sobre una catástrofe y no vende puede que sea porque no es tan divertido como creías, que lo hayas escrito demasiado pronto o, sencillamente, que seas un pésimo escritor. Pero, sin duda, usar el humor para hablar de tragedias y desgracias es una característica muy humana para poderlo superar.

En Alemania Ha vuelto ha suscitado cierta polémica. ¿Cree que es porque el lector se ríe con Hitler y no de Hitler?

En Alemania, y en el resto del mundo, llevamos toda la vida riéndonos de Hitler. Pensamos que era un hombre estúpido, con una voz casi ridícula… un demente. Pero a mí me resultaba más importante demostrar que Hitler en la actualidad podría tener éxito. Lógicamente no él, con su flequillo y su bigote, pero sí una persona con sus mismas características. Él también tenía habilidades y capacidades; sabía analizar a la gente, sacar conclusiones de forma rápida… no creo que fuese tan estúpido ni grotesco como la imagen que tenemos actualmente de él.  Yo quería demostrar cómo era el Hitler que sí encandiló a mucha gente. Para nosotros es una aberración intentar entenderlo porque ahora lo sabemos todo sobre él, pero para sus contemporáneos era diferente.

Lo que plantea me recuerda al argumento de la película La ola (Die welle, Dennis Gansel, 2008). 

Sí, la película está basada en un libro que primero fue un experimento real que llevó a cabo un profesor con sus alumnos. La ola es uno de esos libros que adoran los profesores de historia alemanes y siempre lo llevan a clase. Ahora sé que algunos alumnos también llevan Ha vuelto para provocar y avivar el debate. Creo que intentar explicar lo inexplicable es un ejercicio muy positivo. Creo que Hitler tuvo algunas buenas ideas pero que las llevó a cabo por motivos equivocados.

¡¡¿?!!

Por ejemplo, Hitler no quería que se condujera rápido en las zonas cercanas a las escuelas. ¿Eso es malo? Claro que no, es lógico y lo apoyamos; eso es una buena idea. Ahora, ¿por qué lo quería hacer?, porque quería proteger a los niños para asegurarse de tener soldados en un futuro. Eso es un motivo equivocado.

 

laola
Imagen de la película ‘La ola’, de Dennis Gansel.

 

Su principal fuente de documentación fue el Mein Kampf. ¿Qué le sorprendió al leerlo?

Creía que sería muy aburrido y que estaría repleto de locuras y majaderías y para mi sorpresa no fue así. Hay muchas áreas diferentes y algunas son coherentes y prácticas. Vuelvo a lo mismo. Hitler quería muchos niños porque necesitaba soldados. ¿Qué hizo? Pensó ‘Vale, los jóvenes no pueden intimar en el comedor de su casa con sus padres al lado, tendremos que facilitarles apartamentos para que puedan aparearse’. Quizá era una idea errónea pero el pensamiento era lógico y práctico. También organizaba palizas que los propios miembros de su partido se daban entre sí, la idea era que los jóvenes comunistas quisieran estar en el equipo ganador al ver que eran más fuertes. Parece una locura pero funcionaba.

¿Está prohibido el libro en Alemania?

El Mein Kampf no es que esté prohibido, pero no se puede comercializar. Lo puedes consultar en una biblioteca pero no llevártelo a casa. Esto me parece un poco estúpido porque hoy día cualquiera lo puede conseguir y descargar por internet. Actualmente los derechos los tiene el estado de Baviera, pero el copyright expiará el 31 de diciembre de 2015 y yo creo que a partir de ahí será más accesible. Seguro que a muchos lectores les ocurrirá como a mí, que creía que estaría repleto de sandeces desde la primera hasta la última página y no fue así.

En su libro dice que “el hombre es más poderoso cuanto más solo se encuentra”. Me resulta algo paradójico ya que Hitler se rodeó de un equipo sin el cual quizá no hubiera llegado tan lejos como Himmler o Goebbels.

Es un refrán popular y creo que, si lo analizas bien, tiene razón. Entiendo tu argumento, pero piensa que en una democracia es donde precisamente cualquier idea debe ser debatida por otros, en una dictadura no. La política que empleó Hitler la decidió él y ese es el poder del hombre solo.

Y en Ha vuelto, como está solo, recurre a Internet y a YouTube para ganar adeptos y propagar sus ideas.

No lo hace porque esté solo sino precisamente porque es avispado y usa todos los métodos que están a su alcance. Cree que las redes sociales son las más propicias para coger una idea y venderla de forma masiva. Él aprovecha la situación y hace lo mismo que hizo 70 años atrás, solo que de forma más sutil.

 

________

Las portadas

havuelto

Anuncios