tiempo

 

El tiempo es un canalla (El temps és un cabró en catalán) nos describe la trayectoria vital de un grupo de personajes a lo largo de los años, desde los setenta hasta más allá de la actualidad. La novela está ambientada en el mundo de la industria del espectáculo, de la música rock y punk, un entorno por el cual pululan actores, aspirantes a famosos, relaciones públicas, managers y productores y tiene como epicentro las ciudades de San Francisco o Nueva York aunque podemos encontrarnos con muchos paisajes diversos a lo largo del libro.

Se trata de una novela coral e innovadora, en la cual los distintos capítulos pueden leerse incluso como narraciones independientes. No sigue un orden cronológico, encontramos a los personajes en distintos momentos de su historia. Hay una gran voluntad de modernidad en el estilo literario, incluso uno de los capítulos está estructurado en forma de PowerPoint, las redes sociales tienen una función relacional importante, pero más allá de esa modernidad buscada reconocemos en esos personajes sentimientos intemporales y profundamente humanos que nos los hacen universales, incluso intemporales en muchos pasajes de la novela.

Nada es totalmente nuevo y a lo largo de la historia de la literatura se ha jugado mucho con el tiempo y con el espacio. El ambiente gira en torno del mundo de la música pero podríamos encontrar sentimientos y situaciones parecidas en cualquier sector profesional de nuestra época. El paso del tiempo concede el triunfo y el dinero a algunos, la frustración y el fracaso a otros pero en el fondo siempre existirá esa insatisfacción profunda, relacionada con la inevitable corrupción que los años extienden sobre nosotros.

Podríamos decir de forma simplista que es una novela con sexo, droga y rock and roll, pero esos elementos son casi accidentales e inevitables, un decorado interesante sin duda pero que no sería nada sin los seres humanos que encontramos en él. Los personajes, más allá de sus excesos, de sus deseos o de sus amores, nos resultan a menudo muy cercanos porque el alma humana cuando se describe con habilidad y emoción es universal y reconocible. En el fondo es una novela sobre los temas de siempre, el paso del tiempo, presente en el título, la pérdida de la juventud y de las ilusiones, los conflictos generacionales, el amor, el deseo, la soledad, el resentimiento, la resignación, el éxito y sus condicionantes, el fracaso, la enfermedad, la muerte, la familia.

Parece que la novela pasó casi desapercibida al principio pero fue abriéndose paso hasta conseguir el Pulitzer en 2011. Jennifer Egan ha escrito otros libros que no han sido traducidos todavía al castellano, uno de ellos, El circo invisible, se llevó al cine y a pesar de sus buenas críticas pasó sin hacer demasiado ruido por nuestras pantallas. Existe el proyecto de filmar una serie televisiva sobre este libro. Sin embargo, como la misma autora reconoce, el mundo de la pantalla y el de la palabra escrita son distintos y así hay que valorarlos. Un muy buen libro lleno también de referencias literarias diversas y que se lee con facilidad a pesar de su estilo y de sus saltos temporales y espaciales. Importa poco incluso sentirnos lejos de ese mundo de músicos y productores, no es ningún obstáculo la falta de referencias en ese campo para entrar a fondo en la novela y por ello es este un libro que puede conectar con distintas generaciones de lectores.

 

Julia Costa

 

______

El tiempo es un canalla / Jennifer Egan / Editorial Minúscula / 1ª edición, 2011 / Traducción de Carles Andreu Saburit / 407 páginas / ISBN 9788495587831

El temps és un cabró / Jennifer Egan / Edicions de 1984 / 1ª edición, 2011 / Traducción de Carles Miró Jordana / 376 páginas / ISBN 9788492440719

Anuncios