C_ La vida imaginaria.indd

 

Tras tres años de convivencia, Alberto, Beto, decide romper con Fortunata Fortuna, Nata. Algo que ella no se espera; ella, que lo tiene todo: un piso bonito, un buen trabajo como publicista, el novio perfecto. La decisión cae sobre ella como un jarro de agua fría.

Abatida, deprimida, Nata se confiesa en el papel, creando un diario intimista que comparte con su lector, donde se plasma la agonía del desconcierto, la rabia, la autocompasión, la tristeza, el duelo, el vacío y la locura. Y a través del cual Nata se imagina otra vida, una que le saque de ese pensamiento negativo perpetuo, que le ayude a levantarse de una vez y le permita arremeter contra ese sentimiento de “la vida es una mierda, que yo no digo siempre, digo ahora”. Una vida imaginaria que le permita volar más allá de sus propias miserias, tan mundanas y habituales como ser abandonado por la persona a la que se ama.

A través de La vida imaginaria, la periodista Mara Torres (finalista del Premio Planeta 2012) logra que el lector se identifique con algunas de las situaciones y, en ocasiones, consigue que este proceso de identificación nos arranque alguna sonrisa: ¿quién no se ha detenido a analizar los mensaje de la persona querida desde todos los puntos de vista posibles, viendo en aquel emoticono un guiño esperanzador, la prueba inequívoca del amor? ¿Quién no bloquea a la persona antes querida de las redes sociales para evitar más dolor tras la ruptura? Sin embargo, más allá de esto poca cosa encontrará el lector en esta novela narrada al estilo de diario íntimo. Aire fresco y prosa amena, sí, pero situaciones demasiado previsibles y pocas expectativas de mejora a medida que avanza la trama.

 

Laura De Andrés Creus

 

_______

La vida imaginaria / Mara Torres / Editorial Planeta / 1ª edición, 2012 / 251 páginas / ISBN 9788408031420

Anuncios