carrie_diaries_xlg

 

La cadena americana CW, cuyo principal público son adolescentes y jóvenes seguidores de series como Gossip GirlOne Tree HillSupernatural, estrenó una de sus apuestas más fuertes de la temporada, The Carrie Diaries. La serie está basada en la novela de Los diarios de Carrie (Montena / Estrella Polar) de Candace Bushnell y recupera los años de adolescencia de Carrie Bradshaw, protagonista inolvidable de Sexo en Nueva York.

La acción transcurre en un pueblo de Connecticut en 1984, cuando una Carrie (AnnaSophia Robb, Soul surfer)  de 16 años se enfrenta a su primer día de instituto tras vivir un verano difícil en el que su madre ha muerto de cáncer.  Ahora vive con su padre y su rebelde hermana pequeña Dorrit, con quien debe lidiar constantemente. Por suerte, cuenta con sus tres mejores amigos: Mouse (Ellen  Wong, Silent night), Maggie (Katie Findlay, The Killing)  y el novio de esta, Walt (Brendan Dooling, Somewhere Road). Además del típico guaperas nuevo en el instituto a quién le unirá una relación muy especial.  En un momento en el que ella está aún asimilando los recientes cambios en su vida, le proponen hacer unas prácticas en un bufete de abogados de Manhattan y así es cómo Carrie inicia la que será su verdadera historia de amor: con Nueva York, una ciudad que mediante fiestas, mucha moda y glamour, acabará perfilando su carismática personalidad.

The Carries Diaries cuenta con algunas semejanzas con Sexo en Nueva York: las reflexiones en primera persona que inician y finalizan cada capítulo,  la importancia de la amistad, la pasión por Manhattan, la historia de amor de tira y afloja  con un chico al que es fácil amar y odiar al mismo tiempo, el papel del sexo en sus vidas o la moda. Eso sí, no hay que olvidar que Carrie aquí es tan solo una adolescente así que todos estos temas son tratados desde el prisma de una joven de dieciséis años, es decir, una versión muchísimo más light que lo que veremos después en Sexo en Nueva York. Y aquí surge la misma pregunta que me hice cuando leí la novela de Bushnell: ¿interesa una Carrie aislada de todo aquello que  la identifica? Sin Charlotte, Samantha, Miranda, los Manolo Blahnik, los Cosmopolitans y Mr. Big, cuesta hacerse a la idea de que estamos ante Carrie Bradshaw. A pesar de que hay algunos elementos que nos la recuerdan fugazmente, podría ser cualquier otra. Probablemente por ese motivo el primer capítulo no ha adquirido las cuotas de audiencia que el canal estadounidense esperaba. Una Carrie que aún no es Carrie no resulta demasiado atractiva y, aunque es evidente que se han esmerado en recrear parte de su mundo, la serie puede acabar convirtiéndose simplemente en una más sobre adolescentes que buscan su lugar. No obstante, juega con la ventaja de que los seguidores de Sexo en Nueva York son muy fieles a sus andanzas y, aunque sea por simple curiosidad  o por ver cómo en futuras temporadas (si es que las hay) reúnen a las cuatro amigas, seguro que muchos acabarán viendo esta serie precuela.

 

Patricia Tena

 

________

Tráiler

Anuncios