102212_Cub_Ondina_Ev

 

El universo feérico está repleto de mujeres que volvían locos a los hombres con su singular belleza. Entre estas, las ninfas acuáticas pasaron a la posteridad como protagonistas de leyendas que a menudo narraban la historia de amor imposible entre humanos y seres sobrenaturales.

Las ondinas han estado presentes en el imaginario colectivo desde la antigüedad y, de hecho, en la mitología nórdica y escandinava son prácticamente tan populares como las sirenas.  Ambas criaturas destacaban por su atractivo físico, por su canto perturbador y por resultar excitantes para cualquier hombre que tropezara con ellas. Sin embargo, mientras las sirenas tienen cola de pez en lugar de piernas y viven en el mar, las ondinas cuentan con una apariencia totalmente humana y prefieren el agua dulce de lagos, ríos o fuentes. La naturaleza de estos seres fue popularizada en 1811 gracias a la novela Ondina, de Friedrich de la Motte- Fouqué, cuyo texto inspiró posteriormente la obra de teatro de Jean Giraudoux. Ahora, Edelvives y Baula publican (en castellano y catalán respectivamente) la adaptación libre de esta historia que ha hecho el francés Benjamin Lacombe (El herbario de las hadas, Blancanieves) que, si bien al principio es bastante fiel al texto original, acaba apostando por un desenlace totalmente nuevo y más poético.

 

ondine_bl21

 

Ondina narra la historia de Herr Hans de Ringstetten, un caballero que debe atravesar un bosque encantado para demostrar su valentía y conseguir la mano de Úrsula, una dama tan bella como caprichosa. Un viejo pescador le encuentra en medio de una gran tormenta y le ofrece cobijo en su modesta casa, donde vive con su esposa y una hija adoptiva llamada Ondina. Los jóvenes se enamoran de inmediato y deciden casarse, pero antes ella le confiesa que no es una mujer normal, sino que es un espíritu del agua. Según la leyenda, si una criatura del agua consigue el amor de un hombre recibirá a cambio un alma humana. Pero si algún día él la engañara o dejara de amarla, ella sería de inmediato devuelta a las profundidades. La pareja vive feliz creyendo que su amor será eterno, pero pronto las mentiras, los celos y la desconfianza marcarán sus vidas y su trágico destino.

Ondina cuenta con una magnífica edición de gran formato, ideal para disfrutar de las ilustraciones de Lacombe que se inspiran, como él mismo ha reconocido, en las pinturas del prerrafaelita John William Waterhouse. El artista, tal y como ya hizo en El herbario de las hadas, se vale del papel vegetal para crear un juego de transparencias que incrementan la sensación de misterio y acentúan la fina línea que separa lo natural de lo sobrenatural. No se pierdan este cuento de hadas inolvidable que cuestiona, una vez más, si el amor entre humanos y criaturas mágicas es posible.

 

Patricia Tena

 

________

Ondina / Benjamin Lacombe / Editorial Edelvives / 1ª edición, octubre de 2012 / Traducción de Elena Gallo Krahe / 44 páginas / ISBN 9788426386144

Ondina / Benjamin Lacombe / Editorial Baula / 1ª edición, octubre de 2012 / Traducción de Pau Joan Hernàndez / 44 páginas / ISBN 9788447925148

Anuncios