Ana Rodríguez Fischer (Asturias, 1957), profesora universitaria, ganadora del prestigioso premio Lumen en 1995 con Objetos extraviados y autora de tres novelas más, nos ofrece en esta ocasión una historia densa y compleja, coral, epistolar, (aparentemente epistolar) y que parte de una anécdota muy literaria: la recuperación de una documentación antigua, en ese caso, de la Guerra Civil, que nos explica la vida y avatares de un hombre zarandeado por la historia que intenta hacerse comprender por una hija para la cual ha sido un gran ausente.

En la cárcel de Wad-Ras esa hija, una mujer joven, recibe un abultado paquete de sobres que contienen una historia coral por la cual desfila gente de diversas edades y generaciones, paisajes hispánicos diversos, Málaga, Asturias y una Barcelona muy bien descrita y recuperada, entrañable y diversa, convulsa y cosmopolita.

La novela nos habla de la guerra civil desde un punto de vista que intenta ser global y poco partidista. Personajes emblemáticos, como Durruti, son explicados de forma poliédrica, humana, y las calles y rincones de Barcelona, sus teatros, su gente, van desfilando por ese libro extenso y nostálgico. La novela, muy trabajada y con pasajes de una lírica evocadora que incide en el tiempo perdido e irrecuperable, adolece sin embargo de un exceso de ambición literaria. Hay demasiadas cosas y demasiados lugares en esta novela que hace que se nos escapen fácilmente matices diversos y que en ocasiones podamos perdernos en ese laberinto humano, conmovido por las circunstancias históricas.

Otro punto débil es el encaje de esa historia sobre la Guerra Civil con el presente, con esa hija que está en la cárcel, con su ambiente del presente, sus relaciones y sus culpas. La receptora de la historia queda desdibujada, es posible que esa fuese la intención de la autora pero en ocasiones la vida de esa mujer, a la cual no llegamos a conocer del todo, parece sólo una excusa para contarnos el ambiente de esos años treinta que prometían ser luminosos y esperanzadores y acabaron por ser trágicos y decepcionantes, cosa que hace que los mitifiquemos en exceso en épocas grises.

Creo que la parte más extensa de la novela, la de las circunstancias de la Guerra Civil, y en especial los hechos que suceden en Barcelona y Asturias, tienen una gran entidad por ellos mismos y ensombrecen el resto. Esa novela podría ser muchas novelas o exigir una extensión mayor para dar cabida a todo lo que la autora deseaba contarnos. Y eso, considerando que el libro tiene casi quinientas páginas, puede resultar hoy una exigencia difícil de conciliar en tiempo de prisas y de saturación del mercado literario.

Un libro, en resumen, muy bien escrito, muy bien documentado, con fragilidades en la trama argumental general y al cual debemos acercarnos con tiempo y con la necesaria lentitud que exige la obra. Bastante alejada, afortunadamente, del maniqueísmo, la mitificación o la frivolidad exaltada que acoge tantos textos actuales sobre la Guerra Civil, un tema que nunca se agotará del todo porque incidió de forma irreversible y contundente en varias generaciones y que despertará la curiosidad inquieta de las que han de venir todavía.

 

Júlia Costa

 

________

El pulso del azar / Ana Rodríguez Fischer / Ediciones Alfabia / 1ª edición, 2012 / 490 páginas / ISBN 9788494007729

Anuncios