Safari sangriento de Deon Meyer (RBA Libros) es una novela negra con todas las de la ley: un protagonista inteligente, fuerte y con sed de venganza, el guardaespaldas Lemmer, desapariciones, persecuciones, espionaje, un ritmo trepidante y una fuerte tensión sexual no resuelta entre el guardaespaldas y su protegida, Emma.

Emma Le Roux es una guapa y rica joven a la que han intentado asesinar en su propia casa. El motivo podría ser que cree haber reconocido a su hermano Jacobus, desaparecido hace más de veinte años, en unas imágenes en la televisión que muestran a un activista ecológico que ha matado a cuatro cazadores furtivos de buitres. Pero no son los únicos que le buscan. Cuando viajan al Limpopo, Emma y Lemmer topan con el inspector de policía Jack Phatudi, sobrino del jefe de la misma tribu a la que pertenecían los cuatro hombres asesinados por el presunto hermano de Emma. Pero aún hay alguien más detrás del rastro del escurridizo ecologista, alguien que sigue a Emma y Lemmer y logra tenderles una emboscada en la que Emma es herida de gravedad y entra en estado de coma. En el hospital, Lemmer le cuenta su vida a Emma, así el lector se entera que ha cumplido cuatro años en prisión por homicidio, que su madre le abandonó y su padre le pegaba y que trabajó cómo policía durante 10 años, entre otras cosas.

La novela atrae al lector porque toca temas que nos afectan a todos: pobreza, criminalidad, corrupción, especulación inmobiliaria… y otros más concretos de la sociedad sudafricana post-apartheid: el racismo, la caza furtiva, la extinción de ciertas especies… La buena novela negra siempre contiene un espacio para la denuncia social y esta no es una excepción. El autor narra las transformaciones del país, de una joven Sudáfrica al que aún le quedan muchas heridas por curar. Los protagonistas, además, recorren distintas ciudades y regiones, por lo que se presentan diferentes problemáticas.

Otro de los atractivos de la novela es Lemmer, un personaje aparentemente sólido y frío pero lleno de contradicciones que al final se acaba demostrando una víctima más que busca formar parte de la sociedad de la pequeña población a la que se ha mudado, Loxton, como si ansiara recuperar la familia que nunca tuvo. Es observador, inteligente y, aunque a veces se deja dominar por la ira, un buen profesional. Un personaje redondo y una novela totalmente recomendable.

 

Marta Planes

 

_________

Safari sangriento / Deon Meyer / RBA Libros / 1ª edición, 2012 / Traducción de Albterto Coscarelli / 429 páginas / ISBN 9788490063408

Anuncios