El áloe (Barataria), de Katherine Mansfield, se encuentra a medio camino entre el cuento y la novela corta. Narra la mudanza de la familia Burnell desde Wellington (en Nueva Zelanda, ciudad que también fue lugar de nacimiento de la autora) a una zona rural, aunque cercana a la capital. La historia se centra en estos dos días, desde el abandono de la vieja casa hasta la llegada a la nueva, más grande. Algunas partes de El áloe fueron integradas, por decisión de la autora, en Preludio, su obra más conocida. 

Como cualquier mudanza, la aventura del matrimonio Burnell (Linda y Stan), sus tres hijas (Isabel, Lottie y Kezia), la madre y hermana de Linda y el servicio supone un importante cambio que genera incertidumbre. Mansfield nos los muestra sobre todo desde el punto de vista de las niñas (quizás basándose en sus recuerdos de infancia), cosa que hace al lector partícipe de su vulnerabilidad y miedo al cambio. También nos introduce en las mentes de Linda y su madre y es que Mansfield es una gran analista de caracteres. La autora viaja, además, a la infancia de Linda y a la relación con su padre, ya fallecido, y rememora el noviazgo entre ella y su marido Stanley

El mérito de Mansfield es narrar la cotidianidad a través de un lenguaje sugerente, como si nos mostrara un álbum de fotos con escenas cotidianas y aparentemente sin importancia, pero bellamente narradas. Se trata de un texto para leer con calma, ya que lo mejor no es tanto lo que pasa sino cómo lo describe la autora. Ésta es, pues, una buena oportunidad que nos  brinda la editorial Barataria de acercarnos a la obra de la escritora neozelandesa.

 

Marta Planes

 

_______

El áloe / Katherine Mansfield / Editorial Barataria / 1ª edición, 2012 / Traducción de Adrià Edo / 108 páginas / ISBN 9788492979325

Anuncios