El presidente de Planeta, José Manuel Lara, junto a los miembros del jurado

 

Laura De Andrés. Barcelona

A pesar del poco juego que daban este año las quinielas, el escritor madrileño Lorenzo Silva, autor de El alquimista impaciente y La flaqueza del Bolchevique podría convertirse mañana en el flamante ganador del LXI Premio Planeta de novela, si uno afina bien el oído y hace casos a la siempre traviesa rumorología que recorre la tradicional rueda de prensa previa al premio. La periodista Pepa Bueno gana puntos como finalista en las quinielas de esta edición, aunque siempre hay que tener en cuenta clásicos como Javier Sierra o Fernando Marías para hacerse con el galardón.

Fuera de los rumores, en el firme terreno del negocio editorial, el presidente del Grupo Planeta, José Manuel Lara, ha vuelto a enarbolar la bandera contra la piratería editorial, un lucha que, según ha afirmado, no puede esperar por más tiempo. Por este motivo, Lara asegura que mañana aprovechará la presencia del ministro de Cultura, José Ignacio Wert, en la gala para recordarle de nuevo las premuras del sector por desarrollar una nueva ley de propiedad intelectual, que para el presidente de Planeta se sustenta en dos premisas indiscutibles. En primer lugar, Lara exige que se anticipen “medidas de control de las páginas de enlace, que son la excusa de los piratas ilegales”. “Tienen informes jurídicos suficientes para hacerlo”, ha insistido, al mismo tiempo que recuerda que, en sólo un año, Planeta ha interpuesto 1.500 denuncias por las versiones ilegales de sus sellos editoriales. En segundo lugar, Lara recalca la necesidad de “asimilar el IVA del libro digital al del papel”, porque “aunque la normativa europea no lo aconseja, Francia y Luxemburgo aplican un IVA reducido para los libros electrónicos”. En el caso estatal, el IVA del libro digital pasaría del 21% actual al 4%.  La puesta en marcha de estas dos medidas de manera inmediata permitiría, a su entender, conocer la realidad del peso del libro digital en España.

En su intervención, Lara ha tenido un sentido recuerdo por Carlos Pujol, el miembro más antiguo del jurado de los Planeta -ni más ni menos que 40 ediciones-, desaparecido en enero. Su sustituto en el jurado, Emili Rosales ha destacado la alta participación de esta edición, con un total de 432 originales. El escritor Juan Eslava Galán, también miembro del jurado, ha destacado los “altísima calidad” de las diez novelas finalistas, entre las que abundan las novelas históricas, las policiacas y los thrillers políticos.

Anuncios