La fantasía, hasta hace bien poco, era un tipo de literatura que sólo los apasionados leían. En estos últimos años, gracias en parte a la adaptación cinematográfica de la trilogía El señor de los anillos, que disparó las ventas de los libros de Tolkien, seguida por las novelas y las películas de Harry Potter de J. K. Rowling y la serie de televisión (y saga literaria) de Juego de tronos, de George R. R. Martin, la literatura fantástica está poco a poco dejando de ser un género para freaks (“raritos”) y está empezando a convertirse cada vez más en uno grande y popular. Aunque bien es cierto que no sólo de estos tres autores vive la fantasía, ya que hay muchos otros a los que me gustaría animar a todo el mundo a descubrir: Trudy Canavan, Robert Jordan, Neil Gaiman, Ursula K. Le Guin, Raymond E. Feist, el gran Terry Pratchett o el que nos ocupa, Patrick Rothfuss.

El nombre del viento (El nom del vent en catalán, ambas ediciones en Debolsillo) es el debut literario de Rothfuss y el primer tomo de la trilogía Crónica del Asesino de Reyes, cuya segunda parte, El temor de un hombre sabio (Plaza & Janés), ha sido publicada en 2012. La historia de este sorprendente libro nos traslada a La Mancomunidad y nos presenta a Kote, un posadero que intenta ocultar su verdadera identidad debido a la gran cantidad de leyendas sobre su persona que corren por ahí, muchas buenas pero la mayoría malas, aunque casi todas ellas tienen algo de cierto. Un día, Kote recibe la visita de Cronista, un escribano que descubrirá su verdadera identidad y a quien, por primera vez en su vida, el posadero se atreverá a contar qué hay de cierto y de mentira en la historia del famoso Kvothe (su verdadero nombre), músico, mendigo, ladrón, estudiante, mago, héroe y asesino. Para ello, Kvothe necesitará tres días enteros y deberá empezar desde su infancia viajando con una troupe de artistas a los que sus padres pertenecían antes de ser asesinados, pasando por los años en los que el muchacho vivió con lo poco que podía conseguir robando en una gran ciudad, sus primeras andanzas en la Universidad, y llegando a sus primeros poderes, problemas, castigos, enemigos y amores.

El nombre del viento cubre el primer día de la narración de Kvothe a Cronista, por lo que la historia del personaje legendario se queda a mitad de sus años universitarios y muchas de las leyendas que se han oído sobre Kvothe continuarán sin ser explicadas tras este primer tomo. Aun así, la historia es muy ligera, los personajes interesantes y la poca mitología que Rothfuss crea en su mundo particular resulta muy misteriosa, en especial la de los Chandrian, míticos seres de cuento infantil para asustar a los niños con cuya existencia Kvothe se obsesionará de por vida tras presenciar cómo estos asesinan a su familia. Además, el título del libro, aparentemente sin mucho sentido, obtiene su explicación cerca del final y ya se adelanta el por qué del nombre del segundo.

Interesante debut, en definitiva, y Patrick Rothfuss ha conseguido mantenerme igual de interesado en todas y cada una de las casi 900 páginas de este primer tomo, por lo que, sin poder ni querer despedirme todavía del fantástico Kvothe, ya estoy ansioso por leer El temor de un hombre sabio y ver qué pasará con él cuando abandone la Universidad y qué le llevará a ser el Asesino de Reyes que da nombre a esta gran trilogía.

 

Joanma Tena

 

______

El nombre del viento (Crónica del Asesino de Reyes: primer día) / Patrick Rothfuss / Editorial Debolsillo / 1ª edición en español, 2009 / Trad. de Gemma Rovira Ortega / 872 páginas / ISBN 9788499082479

El nom del vent / Patrick Rothfuss / Editorial Debolsillo / 1ª edición en bolsillo, 2012 / Trad. de Neus Nueno / 880 páginas / ISBN 9788499899329

Anuncios