A estas alturas el crimen de Fago ya forma parte de la crónica negra de España. Hubo un asesinato (el del alcalde: Miguel Grima) y un asesino (o eso, al menos, es lo que dictaminó la justicia: Santiago Mainar). Pero, ¿qué sabemos realmente de lo que ocurrió en 2007 en este pequeño municipio de Huesca? Probablemente casi nada.

El periodista catalán Carles Porta, autor del exitoso reportaje de investigación Tor: Tretze cases i tres morts (La Campana en catalán y Anagrama en castellano), vuelve a la carga con otro libro, esta vez sobre el crimen de Fago. Lo que Porta propone no es dar otra vuelta de tuerca a los hechos, ni siquiera elaborar una reconstrucción de lo que ocurrió allí, sino dejarnos un retrato humano de la hermana mayor de Santiago Mainar, Marisa, tal y como apunta el subtítulo del libro: “Si te dicen que tu hermano es un asesino”.

El autor nos muestra cómo Marisa tuvo que bregar en diferentes frentes: aceptar que su hermano, ese hombre pacífico y luchador que dejó la ciudad para irse a vivir a lo que él consideraba el paraíso, era detenido y sometido a un severo juicio mediático; intentar que Santiago no perdiera los ánimos, a pesar de que por momentos su actitud parecía la del protagonista de El extranjero de Albert Camus; ver cómo su negocio de toda la vida peligraba y su relación se iba viendo afectada; defender la presunción de inocencia de su hermano en programas de televisión donde le pedían que se emocionara para deleite de la audiencia; afrontar las altísimas facturas que cobraban los abogados y tantas otras batallas.

Carles Porta hace un difícil ejercicio de contención: aunque se perciben sus simpatías por Santiago Mainar, evita perderse en juicios sobre Miguel Grima. La lucha de Marisa recae sobre todo en que su hermano ya estaba condenado antes de ser juzgado, que el espectáculo mediático le perjudicó (aparte, claro está, de la primera confesión de Santiago en la que se inculpaba del crimen). En el retrato que Porta hace de Marisa no hay odio, ni rencor, sino desconcierto, desesperación a veces; el libro es precisamente eso, el perfil de una mujer que no espera lo que se le viene encima, que en un primer momento no sabe cómo gestionarlo y que, después, se convierte en una mujer coraje, una luchadora.

A través de Marisa vemos también el retrato de Santiago Mainar, y aquí es donde radica otro de los aciertos de Porta: Santiago ya está condenado, es culpable ante la ley, pero el libro sirve para que su voz permanezca, como un último intento de entender la complejidad de su mente y las razones que pudieron llevarle a cometer el crimen o, en su defecto, a reconocer su autoría. Esto solo podía hacerse a través de la perspectiva de una de las personas más cercanas: en este caso, Marisa. Porta es el periodista, el observador distante que toma notas. En este sentido, el autor hace un ejercicio de honestidad y contención: aviva la duda, reabre el debate, pero no pretende resolver enigmas ni poner el dedo en la llaga. Y eso que probablemente el periodista tenía más información de la que ofrece.

Como ocurrió con Tor: Tretze cases i tres morts, Porta vuelve a lucir solvencia, gran capacidad para describir las complejidades del ser humano en situaciones extremas y sobre todo saber tener paciencia hasta tener todo el material necesario (ya saben, el buen periodista no es siempre el que da antes la noticia, sino el que la da mejor). Un excelente reportaje que, en definitiva, nos brinda una estimulante lección de humanidad.

 

Manel Haro

 

________

Fago: Si te dicen que tu hermano es un asesino / Edicions La Campana / 1ª edición, 2012 / 320 páginas / ISBN 9788496735705

Fago: Si et diuen que el teu germà és un assassí / Edicions La Campana / 1ª edición, 2012 / 312 páginas / ISBN 9788496735668

Anuncios