Hace unos años, el planeta se vio sacudido por una ola de pánico llamada gripe A (o gripe porcina o gripe nueva o virus H1N1, como les guste). Fuimos pasto de una marea de recomendaciones, avisos e incluso advertencias de tipo apocalíptico (¡con esta gripe las embarazadas lo tienen crudo!, ¡ojo, que con este virus los jóvenes caen como los ancianos!). Pero la tormenta pasó y ya nadie se acuerda. Bajo una crisis sanitaria global, quedamos sometidos al dictamen de unas instituciones que nos plantearon una serie de problemas, para dejarnos luego sin explicaciones (¿era necesario declarar una alerta pandémica si resultó que la gripe estacional mataba a más gente que la nueva?). Ahora que podemos volver a entrar al metro o ir a un concierto sin el temor a exponernos a una enfermedad que nos pueda matar en un par de semanas, hemos renunciado a resolver esas cuestiones.

Para el virólogo, microbiólogo y doctor en Farmacia José Manuel Echevarría, aquello todavía tiene tela que cortar y, por esa razón, decidió ponerse manos a la obra, aprovechar sus conocimientos y presentarlos en un libro de ficción. Importante detalle, porque lo que tenemos en la novela no es más que eso, ficción (eso nos dice el autor), pero basta leerla, para que, al menos, nos entren dudas. Dicho de otro modo: estamos ante un thriller científico donde se producen hechos brutales que jamás ocurrieron, pero hay otros que tienen su símil con lo que sí pasó, que a uno, cuanto menos, le da que pensar.

Y si la novela funciona de forma eficiente es, pura y llanamente, porque a la sociedad, aquella pandemia de gripe A nos dejó tantas lagunas (recuerden cómo los medios bombardeaban cada vez que había una muerte, pero, en cambio, qué rápido se dejó de hablar de ello una vez pasó el pánico), que hay margen de sobras para fantasear con tramas de corrupción, ambiciones, enriquecimientos y un largo etcétera. Y si de lo que dice Echevarría en la novela, hay algo cierto, tendremos que ser nosotros quienes decidamos qué es (ya saben que la ficción es un buen escudo para confundir realidad e imaginación).

En la novela, Hans Köhln, un representante de la OSI (siglas ficticias que, en la realidad, remitirían a la OMS) tiene contactos con una farmacéutica americana que ve cómo uno de sus medicamentos (el Fluriol) no cumple con los ingresos esperados tras haber hecho una millonaria inversión en él. Köhln decide echar una mano a su amigo y, de paso, lucrarse, gracias a una hábil maniobra que pasa por introducir determinados cambios en los protocolos de la OSI y mover hilos en algunos laboratorios.

Con este thriller científico, Echevarría nos descifra lo que significan palabras clave que jamás llegamos a dominar del todo, como “mutación” o “cepa”, o qué riesgos había si entraba en juego otro virus, el de la gripe aviar. En definitiva, se trata de una novela que parte de lo que conocemos y fantasea con lo que desconocemos. Tras la lectura, a uno le queda la duda de hasta qué punto el autor está poniendo sobre la mesa las cartas boca arriba o boca abajo. Pero de eso va este tipo de thrillers: hacernos pasar un rato enganchados a la lectura, que reflexionemos y, sobre todo, que imaginemos por unas cuantas horas lo poco que podemos hacer ante las redes que se esconden tras el poder. Pero, ya saben, todo es ficción.

Manel Haro

 

_________

BOOK TRAILER

_________

¿Alerta pandémica? / José Manuel Echevarría / Editorial Meteora / 1ª edición, noviembre de 2011 / 286 páginas / ISBN 9788492874514

Anuncios