Steve Buscemi protagoniza la serie que se emite por la HBO

 

El 2010 fue uno de los años en el que más series de televisión se estrenaron y, a su vez, enel  que más fueron canceladas. Uno de los shows que más prometía venía de la mano de la HBO (True blood, A dos metros bajo tierra), que casi siempre es sinónimo de buena calidad, con un piloto dirigido por Martin Scorsese (Gangs of New York, Shutter Island), la mente pensante de Terence Winter, creador de Los Soprano, y protagonizado por Steve Buscemi (Con Air, Armageddon). Poco tardó esta nueva apuesta del canal de cable estrella para convertirse en el estreno de la temporada pasada, anunciar una segunda temporada, ganar el Globo de Oro a Mejor Drama y Mejor Actor en Drama (Steve Buscemi) y ocho premios Emmy con sólo una temporada emitida.

Boardwalk Empire, que se traduciría como “El imperio del paseo marítimo”, nos traslada a Atlantic City en 1920, cuando se aprobó la famosa Ley Seca, vigente hasta 1933, que ilegalizaba la fabricación, la venta y el consumo de alcohol en todos los Estados Unidos de América. Nucky Thompson (Steve Buscemi), una influyente figura política en la ciudad, aprovecha su influencia y sus contactos para establecer una red de contrabando de alcohol. Basada en el libro Boardwalk Empire: The birth, high times and corruption of Atlantic City, de Nelson Johnson, la serie tiene infinidad de personajes secundarios, algunos incluso más logrados que el de Buscemi, como Lucy Danziger (Paz de la Huerta), su amante; Jimmy Darmody (Michael Pitt), su joven protegido, muy afectado mentalmente por haber luchado en la Primera Guerra Mundial; Margaret Schroeder (Kelly MacDonald), de quien el protagonista se enamorará; Al Capone (Stephen Graham), ya conocido por todos o Nelson Van Alden (Michael Shannon), un agente de la Prohibición que irá tras la mafia de Atlantic City y, sobre todo, tras Nucky Thompson.

El argumento de Boardwalk Empire es bastante novedoso, pues poco sabemos del contrabando de alcohol durante la Ley Seca, y la fotografía, la ambientación y el guión son absolutamente espléndidos. El único problema de esta serie es quizás que los capítulos avanzan muy lentamente y a uno le cuesta bastante entrar en el mundo de Nucky y sus compañeros. Aun así, una vez se consigue entender la historia a la perfección y se empiezan a entrever los motivos personales de cada uno de los personajes para hacer lo que hacen, el show de Terence Winter es absolutamente entretenido e incluso más logrado que muchas de las películas más famosas de mafia.

En la segunda temporada, estrenada recientemente en Estados Unidos, la evolución de los personajes está siendo increíble y la trama empieza a avanzar a pasos agigantados hacia una gran batalla por el control del poder (y el contrabando) en Atlantic City entre Nucky y sus enemigos que puede ser muy interesante. Esta misma temporada está confirmando a la serie como obra maestra entre la crítica y a mí, personalmente, me está empezando a resultar adictiva, cosa que no me pasó con la primera tanda de doce episodios, a pesar de que me gustaron mucho. No en vano la HBO ha confirmado esta misma semana, con sólo tres capítulos emitidos, que Boardwalk Empire tendrá tercera temporada. Y añado yo que también obtendrá muchos más premios, no cabe duda.

Joanma Tena

_________

TRAILER

Anuncios