La serie reinventa el típico argumento de casa encantada

 

El canal por cable FX, conocido por series como Sons of anarchy o The shield, estrenó este miércoles 5 de octubre una serie que corría un gran peligro: se había hablado tanto de ella, se habían creado promos tan originales y campañas publicitarias tan rompedoras que la expectación por ver el episodio piloto de American Horror Story era extrema y eso puede hacer mucho daño si el producto final no es tan bueno como se prometía. Pero lo ha sido.

Este “cuento de terror moderno y adulto”, como los propios creadores, Ryan Murphy (Nip/Tuck) y Dante de Loreto (Glee) la han definido, nos explica la historia de Ben (Dylan McDermott, El abogado) y Vivien Harmon (Connie Britton, Friday Night Lights), un matrimonio que huye, junto a su hija, de un pasado oscuro repleto de desgracias y se muda, cómo no, a una casa vieja y encantada en Los Ángeles. Por si esto fuera poco, su vecina (Jessica Lange, Grey gardens) y su hija, con síndrome de Down (personaje que, confieso, me ha dado más miedo que ninguno), asustarán aun más a la familia con sus repentinas apariciones en el hogar de los Harmon, así como el personaje de Frances Conroy (A dos metros bajo tierra), que interpretará a un ama de llaves más misteriosa incluso que la propia casa, entre otros.

El argumento no parece nada original, la verdad, pero lo que atrae más de esta historia no es precisamente eso, sino el cómo se cuenta. La forma en que está rodada es magnífica, y la banda sonora que acompaña a ciertas escenas es tan desconcertante que uno se pone tan nervioso como si se encontrara en esa extraña casa, de la cual poco se sabe de momento. Además, la familia Harmon no se encuentra con simples fantasmas que quieren quitarles el sueño, sino con personajes muy extraños que no entendemos ni qué ni quién son, y mucho menos qué quieren. Es más, casi podría decirse que el mérito de esta serie es que, en muchas ocasiones, dan más miedo los vivos que los supuestamente muertos.

Repleta de escenas de sexo y sangre, American Horror Story ha sido fiel a sus promos y nos ha mostrado un piloto de lo más raro pero 100% adictivo. No es de extrañar que ya se haya convertido en el segundo estreno de FX en cuanto a audiencia, por detrás únicamente de The shield e igualando el estreno de Nip/Tuck. Nos encontramos ante una serie muy prometedora que ha conseguido algo inimaginable a estas alturas: llevar más allá un argumento típico de casa encantada y, sobre todo, hay que reconocerle el mérito de haber cumplido las expectativas después de tan buena promoción y tanta campaña publicitaria, de la que recomiendo buscar por la red la llamada “American Horror Story House Call”, en la que el público americano se apunta para que el canal coloque cámaras en su casa y, en el momento menos esperado, uno de los extraños seres del show les asuste en su propio hogar. Sublime.

Joanma Tena

__________

TRAILER

Anuncios