Michael Emerson, Ben Linus en 'Lost', vuelve a la pantalla

 

No es un hecho oculto (aunque sí sorprendente, al menos para mí) que en América las series procedimentales, en las que cada capítulo trata un tema que se resuelve en el mismo, son líderes de audiencia. J.J. Abrams, creador de la ya convertida en serie de culto Lost (Perdidos), lo sabe, y lleva un par de años tratando de crear la suya propia con varios intentos fallidos. Uno de los más destacables es el de Undercovers, de espías, que se estrenó el año pasado en la NBC y que no llegó a pasar de los once episodios. Otro caso es el de Fringe, del canal Fox, que, a pesar de que ya va por su cuarta temporada, cada vez se aleja más de lo procedimental puro y duro para contentar a los fans, que prefieren saber más sobre los mundos paralelos (la verdadera esencia de la serie y su argumento principal) a los capítulos autoconclusivos. Y, una vez más, aun a la espera del estreno de Alcatraz, en enero de 2012, Abrams vuelve a probar suerte, junto a uno de los guionistas de la película El caballero oscuro, Jonathan Nolan, con un nuevo procedimental protagonizado por Michael Emerson (Ben Linus en Lost) y Jim Caviezel (protagonista de The prisoner), en la CBS.

Person of interest cuenta la historia de John Reese (Caviezel), un ex agente de la CIA convertido en vagabundo tras la muerte de su novia, que es contratado por el señor Finch (Emerson), un personaje del que poco sabemos excepto que trabajó para el gobierno tras los ataques terroristas del 11-S diseñando una especie de sistema informático bastante complejo que tiene la capacidad de clasificar a algunas personas como “de interés” porque van a estar involucradas en algún acto criminal o terrorista, ya sea como víctimas o como homicidas. Esta pareja aprovechará una “puerta trasera” que Finch construyó para acceder a la base de datos de esta máquina e intentar, trabajando por libre, evitar algunos de los homicidios que están por ocurrir.

Partiendo de aquí, el argumento es bastante original, pero también demasiado complejo e inverosímil. Además, el episodio piloto puede resultar un poco confuso al principio y contiene demasiadas escenas de acción y flashbacks que todavía no cobran mucho sentido, aunque conociendo el gusto de Abrams por crear misterios ocultos, quizá sea demasiado pronto para juzgar a esta serie. En cuanto a los personajes, no parece haber mucha química entre Emerson y Caviezel, y eso puede condenar al show a la cancelación si empieza a bajar la audiencia. Aun así, los 42 minutos del episodio piloto pasan bastante rápidos y aun no hay motivos para preocuparse, pues Person of interest fue líder en la noche del viernes 23 de septiembre en Estados Unidos. Yo, sinceramente, espero que J.J. Abrams siga el ejemplo de Fringe y se aleje poco a poco de lo procedimental y la acción excesiva y cree una buena trama de fondo o quizás la abandone muy pronto. Pero, de momento, le daré una oportunidad, aunque sea por el genial Michael Emerson.

Joanma Tena

________

TRAILER

Anuncios