En el año 2149 se descubre una brecha espacio-temporal que lleva a los personajes 85 millones de años atrás

Tras meses y meses de oír hablar de que Steven Spielberg, junto a parte del equipo técnico de Avatar, estaba preparando una serie sobre dinosaurios, sabiendo bien poco de ella y habiendo visto muy pocas imágenes, Terra Nova ya se había convertido en la serie más esperada de los estrenos de este otoño de 2011. Por fin se ha estrenado, y no ha decepcionado (argumental y visualmente) en absoluto.

La historia que Spielberg nos trae a la pequeña pantalla es la de una Tierra, en el año 2149, devastada por la contaminación y en la que casi es imposible respirar y vivir. Los científicos de ese futuro, muy bien recreado, por cierto, hallan una brecha espacio-temporal que, tras mucho investigar, descubren que conduce a la Tierra de hace 85 millones de años, y aprovechan para repoblarla poco a poco para corregir los errores que los seres humanos han cometido. Una segunda oportunidad en toda regla. Jim (Jason O’Mara) y Elizabeth (Shelley Conn) partirán a Terra Nova junto a sus tres hijos en el séptimo peregrinaje para intentar empezar de cero. Pero no todo es ideal en este hogar, ya que los ataques de dinosaurios a la colonia humana son muy frecuentes y un grupo de humanos exiliados, los “sixers”, que llegaron en el sexto peregrinaje, harán la vida bastante imposible a los habitantes de Terra Nova.

Este primer y segundo episodios, emitidos conjuntamente con una duración de hora y veinte minutos aproximadamente, han sido muy movidos y han introducido la historia a la perfección. Es cierto que el argumento tampoco es muy original y la serie está llena de clichés, como el padre policía y la madre doctora, las historias de amor a primera vista de lo hijos mayores de la pareja con otros jóvenes de la colonia nada más llegar a Terra Nova. Aun así, el tiempo pasa volando durante el visionado del piloto y, al fin y al cabo, eso es lo que cuenta. En cuanto a los efectos especiales, la recreación de los escenarios es muy al estilo de Avatar y está muy conseguida, pero los dinosaurios no tanto, ya que se nota exageradamente que están hechos por ordenador y resultan poco creíbles, aunque, tratándose de una serie y no una película hollywoodiense, son aceptables. Cabe destacar que ya es la serie más cara de la historia, y eso tiene que significar algo.

Los datos de audiencia no han sido los esperados en el canal Fox americano, pero al menos la serie consiguió mantenerse por encima de los 9 millones de espectadores durante las dos horas que duró (anuncios incluidos) esta premiere. Yo, personalmente, he echado en falta que me más misterios (que los hay, pero pocos), ya que creo que una serie como Terra Nova necesita de estos para sobrevivir más de una temporada. De todas formas, si la serie mantiene el nivel de este piloto durante los once episodios aun por emitir, yo me quedo en Terra Nova.

Joanma Tena

_______

TRAILER

Anuncios