Ellie es una mujer que se crió en un orfanato y que, a diferencia de sus compañeros, nunca encontró una casa de acogida durante su niñez. Por ese motivo, cuando le proponen un trabajo como sirvienta en una granja  acepta de inmediato, ilusionada por relacionarse con gente nueva. El propietario de la granja, Dillahan, es un buen hombre que vive atormentado por la muerte de  su esposa y de su hijo en un misterioso accidente de tráfico. Los dos, almas solitarias, encuentran consuelo en la compañía del otro y deciden casarse, consumando un matrimonio basado en el respeto y en la convivencia pero en el que falta pasión. Cuando aparece un veinteañero bohemio llamado Florian, Ellie no puede evitar sentirse atraída por él e iniciar una relación que se convertirá en el punto de mira de la mayoría de los habitantes del pueblo.

A priori, Verano y amor es una de aquellas historias melodramáticas que nos sitúan en la disyuntiva de la protagonista: ¿merece la pena echar por la borda un matrimonio apacible por la pasión que nos despierta un desconocido?  Sin embargo, quienes esperen encontrarse una nueva versión de Los puentes de Madison, quizá se lleven una decepción.

Trevor, cuyo estilo literario se ha comparado con el del mismísimo Joyce, demuestra una extraordinaria solvencia  a la hora de retratar a los habitantes de la localidad irlandesa de Rathmoye a finales de los años cincuenta. El autor realiza un espléndido tapiz de estos campesinos, pequeños comerciantes y amas de casa algo aburridos que disfrutan entrometiéndose y juzgando la vida de sus vecinos. Sin duda, es necesario conocer este contexto para entender dónde se ha criado Ellie y por qué le cuesta decidir si abandona a su marido o no, pero lo cierto es que uno se queda con la sensación de que conoce mejor a los personajes secundarios que a los  propios protagonistas. De hecho, apenas tenemos detalles sobre los encuentros entre Ellie y Florian, que además son pocos y aparecen tarde en la trama, por lo que cuesta creer que se trata de una pasión “repentina e irrefrenable” como prometía la contraportada.

Verano y amor es una novela magníficamente escrita que resulta excelente como retrato de la sociedad rural irlandesa de la década de los cincuenta, pero como historia de amor apasionada e imposible, se queda corta.

Patricia Tena

 

Verano y amor / William Trevor / Editorial Salamandra / 1ª edición, junio de 2011 / Trad. de Victoria Malet / 218 páginas / ISBN 9788498383805

Anuncios