Después del éxito de la novela Sé lo que estás pensando (Roca Editorial/Proa), que pronto tendrá su adaptación cinematográfica en marcha, John Verdon vuelve a la carga con una nueva entrega del detective de Nueva York retirado Dave Gurney. En esta ocasión, un amigo de Gurney, todavía en activo en el departamento de policía, le pone en contacto con la madre de una chica asesinada de forma macabra, para que intente descubrir algo que en la investigación oficial haya podido pasarse por alto.

La víctima ha sido decapitada el día de su boda dentro de la cabaña de un jardinero, cuando iba a pedirle a este que se uniera al brindis. La policía cuenta, como principal prueba, la grabación completa del enlace, excepto el momento del crimen, al hallarse la puerta de la cabaña cerrada. Se sospecha de Flores, un jardinero hispano empleado de confianza del futuro marido de la víctima, propietario de la cabaña. Cerca de allí, se ha encontrado el arma homicida en mitad de un bosque gracias a las huellas que han seguido los perros policías. Una vez dentro de la investigación, Gurney intentará resolver el caso dejando de lado su tranquila vida por un tiempo, aunque su mujer sigue reprochándole que no sea capaz de abandonar la profesión que ha ejercido durante tanto tiempo, para poder disfrutar de su retiro.

En No abras los ojos (No obris els ulls, en catalán) Verdon propone una trama más elaborada y no se centra tanto en un hecho puntual, como era el caso de la anterior novela (consistente en adivinar quién y cómo leía los números de la mente de las personas). Aunque él dice que no pretende hacer crítica social en sus libros, lo cierto es que en ellos se percibe una reflexión sobre las personas que cometen delitos a causa de lo que ellas han sufrido en el pasado y sobre qué castigo merece alguien que castiga. Además, Verdon apunta a cómo son criados los hijos de padres adinerados o cómo desaparecen de la sociedad si alguna vez hacen algo que molesta (por ejemplo, siendo internados en centros de reeducación).

El autor no deja de lado la lucha interna que vive David Gurney, sobre si debe seguir con su pasión de investigar o permanecer retirado, viviendo junto a su adorada Madeleine una plácida jubilación en el campo, tal y como ella desea. Lo más destacable de la obra, no obstante, son los originales planteamientos que hace a lo largo de la narración, así como los giros inesperados de la trama. Verdon no defrauda en su segunda novela, a cuya saga nos estamos haciendo adictos.

Xavier Borrell

No abras los ojos / John Verdon / Roca Editorial / 1ª edición, 2011 / Trad. al castellano de Javier Guerrero / 552 páginas / ISBN 9788499182872

No obris els ulls / John Verdon / Proa Edicions / 1ª edición, 2011 / Trad. al catalán de Mercè Santaulària / 544 páginas / ISBN 9788475882505

Anuncios