Engaño explica a modo de conversación constante las relaciones adúlteras de un escritor maduro, casualmente llamado Philip, escritor americano de origen judío, y una mujer que ronda la treintena en el Londres contemporáneo.

Si Hanif Kureishi (1954), en su esencial Intimidad, retrata las relaciones amorosas entre dos amantes que no tenían nada que decirse, sus miradas hablaban por ellos y el sólo roce de sus cuerpos era suficiente para hablar, los personajes de Philip Roth (1933) sienten la necesidad imperiosa de mantener una conversación cada vez que se encuentran para tener relaciones sexuales, ya lleguen éstas a materializarse o no.

El diálogo es rico en matices, irónico, lúcido, tal vez excesivo, pero siempre interesante. Philip, el personaje, quiere editar un libro sobre ello, por eso siempre toma notas en una libreta de todas y cada una de sus conversaciones, precisamente este objeto hará que la historia dé un giro en la trama. En este libro, por cierto, también aparece el personaje de Nathan Zuckerman, alter ego del escritor, como en muchas de sus anteriores novelas.

Roth es un escritor de éxito mundial, y muchos de sus libros han sido llevados al cine. En el último de ellos (Elegy, dirigida por Isabel Coixet) Roth también explora la naturaleza sexual de sus personajes, siempre en temas íntimos, salpicados de un extraño y fino humor. No sería sorpresa que llevasen esta novela también al celuloide.

Salva G.

 

Engaño / Philip Roth / Editorial Seix Barral / 1ª edición, 2009 / 187 páginas / ISBN 9788432228568

Anuncios