La escritora Berta Marsé, hija del Premio Cervantes Juan Marsé, debutó en 2006 en el panorama literario con este libro de relatos. Lo compré entonces, pero no me ha dado por leerlo hasta ahora, fechas en que aparece su segundo libro, Fantasías animadas, también de relatos y también en Anagrama.

El libro se abre con el relato La tortuga, donde un ilustrador contratado para crear una tortuga que sea la imagen de la lucha contra el incivismo decide ir a un colegio para que los niños dibujen tortugas y así coger ideas. Pero uno de esos bocetos enciende determinadas luces de alarma. Para mí, uno de los relatos más impresionantes, perdón: IMPRESIONANTES, es el quinto, Primer amor, donde una niña que está entrando en la adolescencia se encuentra con un chico enamorado de ella, pero los adultos le piden que lo ignore por cuestiones de fuerza mayor. Ese hecho hace que la niña se vuelva adulta de forma inmediata y por necesidad. Otros textos que podemos encontrar en este libro son, por ejemplo, Te llamaré, en el que una mujer recibe una llamada de madrugada del dueño de la casa en la que trabaja: éste le pide que olvide la misteriosa llamada que recibió el día anterior por el bien de su esposa, que está en estado de shock.

Son en total siete piezas donde el misterio, el humor, el sarcasmo, la inocencia, el abuso, la mentira y tantos otros sustantivos de impacto van de la mano en textos que reflejan diferentes escalas de la miseria humana. Una mezcla que funciona a la perfección y que apenas flaquea en ningún relato. Berta Marsé consigue con historias atractivas y un lenguaje tan cercano como descarnado que una vez el lector empiece un texto, no lo deje hasta acabarlo. Siete pequeñas delicatessens que otorgan a su autora una personalidad narrativa y un estilo que parecen curtidos de hace años, y que harán que el libro no dure más de un par de días en las manos de cualquier lector.

Manel Haro

 

En jaque / Berta Marsé / Editorial Anagrama / 1ª edición, 2006 / 175 páginas / ISBN 9788433971319

Anuncios