Un editor retirado llamado Riba pasa su jubilación reflexionando sobre lo que ha sido su vida rodeado de libros. Por un lado está satisfecho de haber publicado con libertad a los escritores que más le gustaron, haber conseguido ganar dinero para vivir cómodamente en su retiro y haber vencido en su lucha contra el alcoholismo. Por otro lado, tiene fantasmas que le atosigan el cerebro: a pesar del éxito obtenido con su línea de publicaciones, cree que nunca llegó a encontrar al gran escritor que le hubiera encumbrado a la cima de los editores.

También está convencido de qu la literatura en papel va a desaparecer a corto plazo, así que decide viajar a Dublín con dos amigos para celebrar en la misma ciudad de Joyce un funeral a la imprenta. Ya en la ciudad irlandesa, el trío de amigos se impregna del Bloomsday y del espíritu del Ulises paseándose por sus escenarios. Sin embargo, el viaje no le da la tranquilidad que desea y sigue amenazado por sus fantasmas de siempre.

Vila-Matas se estrena con esta novela en Seix Barral tras abandonar su editorial de siempre, Anagrama, la firma de Jorge Herralde, de quien, precisamente, se ha dicho que es el protagonista camuflado de esta historia. El estilo del libro es de fina ironía con el objetivo de dar pie a varias interpretaciones, todo gracias a ese lenguaje metaliterario tan típico del autor que te deja hipnotizado. Los fans de siempre de Vila-Matas no saldrán decepcionados.

Xavier Borrell

 

Dublinesca / Enrique Vila-Matas / Editorial Seix Barral / 1ª edición, 2010 / 328 páginas / ISBN 9788432212789

Anuncios