Alpha Decay acaba de publicar Vivir para contar, un ejemplar donde recoge algunos de los artículos que Primo Levi escribió para diversos libros y diarios italianos durante los años 70 y 80. Se trata de una recopilación de textos donde el autor de Si esto es un hombre expone sus inquietudes en torno a cuestiones derivadas de su internamiento en Auschwitz. En este libro, por ejemplo, podemos leer cómo Levi se indignaba ante la emergencia del negacionismo o el revisionismo de algunos personajes como Irving o Faurisson.

Pero no sólo eso; el autor intenta explicarse cómo es posible que la gran masacre judía tuviera lugar en la Europa del siglo XX, donde las situaciones de esclavitud parecían liquidadas hacía ya demasiados años (peor aún, cuando el Holocausto iba varios grados más allá de la esclavitud). Entre los apuntes que da este superviviente italiano hay una reflexión que indica que quienes crearon Auschwitz no se dejaron llevar por la ira o el delirio, sino que eran hombres “diligentes, tranquilos, vulgares y planos”; es decir, los alemanes que crearon los campos de concentración eran personas que aparentaban ser normales antes de Hitler, pero después de él, simplemente se dejaron convencer, asumieron sus decisiones y sus fobias y, en consecuencia, convirtieron en normal lo que no era. Y dice: “los campos no eran por tanto un fenómeno marginal: la industria alemana se asentaba sobre ellos; eran una institución fundamental de la Europa sometida al dominio fascista”.

En este breve volumen (edición de Arnold I. Davidson) hay condensadas, en definitiva, las líneas fundamentales por las que Levi transitó desde que confirmara sus ganas de vivir tras la liberación de Auschwitz, en 1945, hasta 1987, cuando decidió quitarse la vida por el hueco de la escalera de su casa. O eso, al menos, es lo que dijo el veredicto oficial.

Hay que aplaudir, por tanto, que editoriales como Alpha Decay apuesten por salvar del olvido artículos como estos. Sin embargo, considero que hubiese sido mejor presentar los textos de forma desnuda: la voz de este autor ya era demasiado clara como para necesitar una introducción y una nota final que condicione la lectura y que, en realidad, debería haberse limitado a cuatro datos para contextualizar una figura tan relevante como Levi (por si hay algún despistado). A fin de cuentas, algunas de estas páginas complementarias no son más que pura retórica egointelectual.

Manel Haro

 

Vivir para contar: Escribir tras Auschwitz / Primo Levi / Editorial Alpha Decay / 1ª edición, enero de 2010 / 170 páginas / ISBN 9788493654078

Anuncios